Línea de Mandatos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Línea de Mandatos

Mensaje por Sinner el Vie Mayo 29, 2015 1:20 am

Para entender por completo la historia de los Setan, tan antigua como el tiempo, hay que remontarnos hasta la época griega, en el año 1200 a.C., en el momento en que se desencadenaba la terrible batalla de Zeus, Hades y Poseidón contra su tirano padre, Crono, dios del tiempo. Las condiciones de la disputa son cuestiones pertenecientes a otra historia épica, bastante lejana pero con una relevancia fundamental para nuestro clan. ¿La razón? Simple, después de la derrota de Crono, los tres hermanos se dividieron el mundo, siendo para Zeus el cielo, Poseidón los océanos y, por último, Hades con el Inframundo. Fue este último quien sentó las bases que hasta ahora nos rigen, siendo él el primer Elohim del Infierno y ancestro común de todos los demonios habidos y por haber.
A partir de que Hades tomó posesión de este lugar, y hasta nuestros tiempos, se han producido innumerables cambios y modificaciones no solo a la estructura de los Setan, sino también a la de su hogar, el Infierno. Pues bien, adentrémonos a la oscura y turbulenta historia del Inframundo entero, dividiendo esta en los cuatro reinados de los Elohim, desde Hades, hasta Salvatore Finnegan.


Primer Mandato. Hades.


Inicia en el 1200 a.C., cuando el dios del Inframundo apenas baja a las profundidades de la tierra, para construir ahí el llamado Infierno o Inframundo, donde irán a parar las almas de los condenados; y darle vida a sus sirvientes, los demonios. Se podría decir que Hades es el ancestro común de todos los espectros vivientes, siendo padre de los originarios. Los primeros demonios nacidos eran bastante básicos en un cierto sentido, puesto que solo contaban con una cualidad además del pecado capital que se les otorgaba, entre las que estaban las características físicas, intelectuales, y, por último, las emocionales o psicológicas.
Es después de la creación de todos los demonios, que apenas empiezan a formarse lo que son las jerarquías y rangos, siendo los Dioses Gemelos y Jueces del Infierno los primeros en tener uno formalmente establecido. Esta época, es, más que nada, una de asentamiento y relativa paz.
Este orden perdura años, hasta que se aproxima el preludio de la Primera Guerra Santa contra Dios y sus ángeles. Para enfrentarlos, Hades crea a los Ladrones de Almas, quienes tienen un rotundo éxito en batalla. Tiempo después los cinco primeros Setan son entrenados y enviados a diferentes dimensiones a continuar con su formación. En una de estas Opeth Gespenst conoce a su primera esposa, proveniente de una raza ya extinta, la cual lo acompaña y se convierte en la primera Médium del Inframundo.
Casi quinientos años después ingresan Carzo y Caleb al clan y sucede la llamada Traición, evento donde se encuentra implicada la hija mayor de Opeth y que tiene grandes repercusiones al Infierno y su orden.
El período de Hades es el más largo de todos pues no hay intensiones de una sucesión al principio, hasta que es reclutado Antinoüs Tchalakov, un poderoso sacerdote Ráksasa, siervo incondicional del Infierno desde hacía muchísimo tiempo residiendo en la dimensión humana. Este se convierte en el segundo Elohim.


Segundo Mandato. Antinoüs Tchalakov.


Comprende el periodo más corto que ha estado un Elohim en el poder. Este se caracteriza por ser una etapa tanto de esplendor como de violencia en todos sus sentidos. Antinoüs se basa en la consigna de El fin justifica los medios, por lo que lleva a cabo numerosos y crueles experimentos con sus mismos siervos a fin de encontrar nuevas características favorables y fortalecer su ejército. Igualmente se crean diversas armas y tácticas de combate y se inician las tradiciones del Samhain Pagano y los ritos funerarios, practicados hasta ahora.
Ocurren varios enfrentamientos y guerras entre el Infierno contra diferentes dimensiones, razas y clanes de forma recurrente, donde son robadas diversas reliquias, tesoros, poderes y almas para uso posterior de Tchalakov. En todas y cada una de estas guerras los demonios resultan victoriosos.
Karnak Raimsayn invoca al Elohim y le pide instrucción para llevar a cabo su venganza, siendo entrenado por los Setan y posteriormente uniéndose al clan como Elphias Diederich, uno de los más importantes miembros hasta ahora. Después de aproximadamente cien años se integra Antares y posteriormente Prodigia, quien sustituye a la mujer de Opeth, la cual muere antes de dejar el cargo. Años después conoce al ángel Silhouette y la arrastra al Infierno con él, volviéndose madre de sus futuros hijos.
Las cosas empiezan a cambiar cuando un poderoso alquimista humano empieza a causar estragos debido a todos sus conocimientos, los cuales amenazan la estabilidad del Infierno, por lo que Tchalakov lo envía a asesinar, sin éxito alguno. Va por él directamente y termina reclutándolo. Esto marca el inicio de la Segunda Guerra Santa, pues este ser de nombre Tuffic Zorn, ya transformado en un poderoso Major con el poder de controlar a todas las bestias, se convertiría en el sucesor de Tchalakov de una manera imprevista.
Esta guerra es la más larga y sangrienta de todas, la cual marcaría un cambio significativo en la estructura del Infierno, ya que es durante esta cuando mueren dos Setan: Los gemelos Carzo y Caleb. Debido a este incidente, Elcana Gespenst, hijo de Opeth, ingresa al clan de forma espontánea con el fin de ayudar en la guerra de una manera más activa y efectiva. Finalmente, Tuffic Zorn sustituye a Antinoüs Tchalakov como Señor del Infierno.


Tercer Mandato. Tuffic Zorn.


Totalmente contrastante con el anterior, este reinado se caracteriza, más que nada, por ser el equivalente al Renacimiento e Iluminación en los humanos. No hay guerras ni enfrentamientos, las únicas invasiones que se llevan a cabo son para robar manuscritos y libros sagrados de otros lugares más que tesoros y generalmente los poseedores son sometidos y no asesinados.
Las bestias de la Sexta Prisión son puestas en libertad después de estar encadenadas toda su vida y son domadas por los mismos demonios, iniciando un equilibrio entre estos animales y los habitantes del Infierno.
Tuffic Zorn empieza todo un proceso de enseñanza a su ejército, concentrándose no solo en habilidades corporales sino igualmente en el intelecto, él mismo se dedica a instruir a sus siervos, apartando ciertos momentos del día únicamente destinados al aprendizaje en todos sus aspectos posibles. Se construye la Torre de Prodigia, donde se almacena todo el material robado y Caina, Antenora y Ptolomea son restauradas, dando lugar a la actual mansión conjunta donde residen los Jueces del Infierno. De la misma manera, es mandado a erigir un enorme monumento en Giudecca, el Reloj de Sol que aún adorna sus jardines y el único en todo el Infierno.
Se llevan a cabo varios banquetes y celebraciones, lo que fomenta un ambiente pacífico y una unión más estrecha entre los demonios. Igualmente se crean alianzas con diversos clanes y razas de todas las dimensiones posibles, incluso devolviendo los territorios conquistados y tesoros robados por Tchalakov. Esto contribuye a aumentar el poderío y trascendencia de los Setan por todo el Universo.
Este líder contribuye al pensamiento pragmático y la armonía y equilibrio con el entorno, no de la manera romántica a la que se hace alusión generalmente, sino de forma en que los demonios puedan aprovechar todos los recursos de sus hogares para beneficio propio; de ese modo se descubren potenciales talentos: manipuladores de fuego, lava y rocas.
Es en este periodo donde los Jueces del Infierno encarnan y sus nuevos sucesores, Hannibal Lecter, Durza Baranguer y Mayhem Messiah empiezan su entrenamiento de diferentes maneras ajenas al clan. Al mismo tiempo Hiroki Takashi se vuelve el segundo Guerrero Sombra del Infierno y se une al clan junto con los otros. Aproximadamente cien años después Odell Takashi y Folter Gespenst se integran igualmente.
De una forma que es aún desconocida para muchos, Tuffic Zorn recluta al adolescente Salvatore Finnegan, lo entrena y posteriormente lo incluye al clan. De hecho, es un por error de Finnegan que inicia la Tercera Guerra Santa de manera prematura.


Cuarto Mandato. Salvatore Finnegan.


Aún vigente y conocido vulgarmente como El Reinado del Silencio, el imperio de Salvatore se caracteriza, más que nada, por todo el misterio que lo envuelve. Desde que este sube al poder, todas las actividades de los Setan se llevan a cabo con suma cautela y en total quietud, de tal modo que durante mucho tiempo se cree que el clan ha permanecido inactivo, o bien, se ha disuelto con el paso de los años.
Debido a esto, el Infierno sufre múltiples invasiones que son eliminadas por completo por el exceso de confianza de los atacantes al creer la ausencia de los élite. La más importante es la de los Galder, una legión de hechiceros de magia negra que persiguen el objetivo de conquistar el Infierno. Salvatore Finnegan se dirige personalmente junto con todo el clan hacia las tierras de los invasores, erradicando a la legión casi por completo. Es a partir de este evento que los Setan vuelven a ganar renombre y los intentos por invadir el Inframundo cesan de golpe.
Durante este período ingresan al clan Matthew Beltza Vollmond, Thresh Takashi y Chrono Yeshua, siendo estos los miembros más jóvenes de los Setan hasta el momento.
Algo importante que resaltar sobre Finnegan, es el hecho de que permaneció liderando al clan bajo las aguas, de tal forma que ha cambiado innumerables veces su identidad para proteger la real, siendo los Setan y Ladrones de Almas más cercanos los únicos que sabían su verdadera forma y nombre. El último seudónimo con el que se denomina es el de Shashuke Setan, el cual tomó prestado de un poderoso ente con el que se rumorea tiene un importante pacto aún no finalizado.
A diferencia de sus predecesores, Finnegan se ha caracterizado por una mente sumamente previsora, por lo que, se dice, desde hace mucho tiempo ha estado preparando a varios seres, sometiéndolos a diversas pruebas de diferente índole, con el objetivo de seleccionar a un solo candidato para que lo sustituya.
Su mandato se acerca a su fin, y Finnegan ya ha elegido a quien será el próximo Señor del Inframundo, quien será coronado al término de la Cuarta Guerra Santa, la cual ya está en curso.


avatar
Sinner

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Edad : 24
Localización : Quinta Prisión del Infierno

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.