Los Strïvat

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Strïvat

Mensaje por Hepzebah el Vie Jul 24, 2015 6:50 pm

Los Strïvat


Los Strïvat son una raza que vio su creación hace incontables milenios, una raza que se ha vuelto al día de hoy la representación perfecta a todo ambiente físico y uno de los más peligrosos instrumentos en arsenal de la destrucción.


El nombre de la raza proviene de un antiguo dialecto y tiene por raíz dos palabras: "strïn" que significa "cara" y "vatur" que significa "dos". De esta manera, se da por sentado que la etimología del nombre de la raza es "Doble Cara". Sin embargo, el significado no termina allí. "Strïn" es una palabra que, si bien significa "cara", es una modificación de otra palabra aún más antigua y ya no utilizada del mismo dialecto que significa "alma" es por esto que el significado "Doble Alma" para la palabra "Strïvat" es igualmente aceptado.

Este nombre no fue dado a ellos por simple coincidencia. Los Strïvat son criaturas afamadas por esa mismísima cualidad: Los Strïvat poseen dos almas. Una es el alma blanca, o "strïga" (cara blanca), la segunda el alma negra, el "strigöi"(cara oscura). Muchos, sin embargo, suelen malinterpretar esto. Muchos suelen tener la creencia de que el alma blanca representa el lado bueno y benevolente del individuo mientras que el alma negra contiene su oscuridad y maldades. Esto no es verdad.

El alma blanca puede tomar cualquier naturaleza: buena, equilibrada, nula u oscura. Esta es el lado más consciente del individuo, aquel que tiene el poder de la "razón" y por ende, tiene una forma física: el mismísimo Strïvat. Algunos dicen que el Strïga es en realidad la mentalidad, la consciencia y el control. Por el otro lado, el Strigöi siempre será un santuario indestructible de terror y oscuras intenciones. De hecho, el Strigöi es semi-consciente por sí solo. A diferencia de la primera alma, el Strigöi se manifiesta como la "sombra" de la persona y mientras esté en esa forma, es completamente invulnerable. Lo que muchos creen que es simplemente una sombra, no es nada menos que el Strigöi del individuo.

La gran mayoría de los Strïvat forman parte del clan Éthäiros, seno de la raza. Se han registrado casos de híbridos de Strïvat aunque son raros y generalmente no adoptan todas las características del progenitor puro.

Apariencia

Los Strïvat son cambiapieles, esto significa que pueden tomar varias formas, o más específicamente: tres. La primera y principal es su forma original. Esta forma se asemeja en muchos aspectos a los humanos mas puede ser diferenciada claramente por ciertas características que los destacan. La más reconocida son los curiosos ojos de un Strïvat. La pupila suele ser el primer indicador, esta se podría comparar a la de un felino, solo que no tan fina como la de uno. Es más bien una especie de óvalo con extremos puntiagudos. Los irises también suelen ser indicadores, pueden poseer cualquier color imaginable y muchas veces su manera de pigmentación es inusual, presentan nebulosas, transparencias e incluso, a veces tienen más de una tonalidad en un mismo ojo y en cualquier patrón.

La última característica de sus ojos, es que estos suelen brillar en rojo, amarillo u anaranjado cuando el Strïvat se enfurece, cuando tiene emociones negativas fuertes o simplemente cuando el individuo lo desea. Si se enfurecen demasiado sus ojos se cubren de una brillante luz e incluso llegan a expulsar una especie de nebulosa flameante. A su vez, los Strïvat tienen un corto patrón de marcas detrás de sus orejas que parecerían ser tatuajes. Estas pueden tomar los siguientes colores: negro, rojos, azules o violetas, pero siempre destacan de entre la piel del Strïvat. Estas marcas son únicas e irrepetibles, personales de cada individuo.

Los hombres suelen ser altos, la altura promedio siendo un poco mayor que la de los humanos situándose entre 1,85 y 1,95 metros. De porte delgado pero bien musculado, hombros anchos, caderas más angostas y extremidades largas. Las mujeres, en cambio, tienden a alturas más medias, con una leve tendencia a ser altas: cualquier altura entre 1,60 y 1,75 metros es aceptable. A diferencia de los hombres, suelen tener construcciones más "pequeñas" y finas. Delgadas y mucho más delicadas al ojo que sus contrapartes masculinas. Aún así, esto no significa bajo ningún concepto que los hombres las superan en fuerza ni en ningún otro aspecto, son una raza caracterizada por la equidad en proeza física entre hombres y mujeres.

Su tez adopta tonos caucásicos o blancos, siendo los últimos los más predominantes. Individuos de piel pálida hasta levemente caramelizada no son una vista rara, siendo más comunes los primeros mencionados pero jamás se ha visto un individuo de tez oscura, llevando a la creencia de que tal vez esta tonalidad no es posible en un individuo puro de la raza. Su cabello puede poseer cualquier tono que pueda poseer un humano más algunos que no son normales en la raza terrestre los cuales son: rojo, azul, gris y plateado.

En su forma lupina los Strïvat se caracterizan por ser lobos no solo grandes, si no que "altos". Su figura es más estilizada y elegante que la de otras razas, gozando de un perfecto equilibrio entre voraz fuerza e increíble velocidad combinado con una gracilidad que llega a ser tétrica dada la naturaleza de estos seres. Tienen hocicos largos y definidos, terminan ligeramente con una diagonal entre la punta de la nariz y el mentón, el cual esta solo ligeramente por detrás de esta. Los caninos de un Strïvat son largos, anchos y con puntas más pronunciadas que las de la mayoría. Estos se cruzan en tijera, cerrando de manera tan perfecta que no queda espacio entre ellos. Sus incisivos por el otro lado, no se tocan completamente son muy cortantes, esto le da a la mordida un agarre primordial. Los molares y premolares caen exactamente uno sobre el otro, pueden moler huesos con extrema facilidad y quebrarlos como si de escarbadientes se trataran. Todos los dientes de un Strïvat son irrompibles, y la fuerza de los músculos de sus mandíbulas es increíble, permitiéndoles ejercer una presión con sus mordidas que pocos podrían imaginar. El pelaje puede adoptar casi cualquier tono, aunque los claros son un suceso extraño. Otra característica destacable de los Strïvat son sus garras. Las garras son más similares a las de un felino que a las de un lobo. Son largas, anchas, tan puntiagudas como sus colmillos y están muy bien curvadas. A su vez, son semi-retráctiles otorgándoles a los Strïvat una curiosa habilidad en su forma lupina: pueden trepar. Aún así, ninguna de estas es la característica más reconocida de los Strïvat en su forma lupina. El aspecto por el que son reconocidos, recordados y en muchos casos, temidos, es el hecho de que su fase lupina está dividida en dos: la normal y una segunda en la que son capaces de poseer cuernos. Tanto machos como hembras tienen cornamenta y la forma de esta puede variar de individuo a individuo.

Finalmente, los Strïvat pueden adoptar una tercera forma aunque no todos los individuos la desarrollan: la aviar. Todos los Strïvat que tengan esta faceta pueden tomar la forma de aves cuyas características relevantes a ojo son las siguientes: siempre son aves blancas. Su tamaño es aquel aproximadamente de un águila calva, pudiendo variar y ser levemente mayor o menor de individuo a individuo. El plumaje de sus formas aviares es, a pesar de no parecerlo, una especie de armadura en piel. Son muy difíciles de atravesar, especialmente por proyectiles u ataques de largo alcance y son bastante impermeables, de manera que pueden volar aún bajo la lluvia perfectamente. Esta fase, sin embargo, tiene una peculiaridad y es que puede combinarse a cualquiera de las anteriores a manera de alas. Es decir, pueden poseer alas en cualquiera de sus dos fases lupinas e incluso en su forma original.

Para concluir, podríamos decir que los Strïvat tienen en total cuatro fases: la original, la lupina, la lupina con cornamenta y finalmente, la aviar. Sin embargo, en vista de que la aviar puede fusionarse con las demás, hay tres fases más que son secundarias: la original con alas, la lupina alada y la lupina con cornamenta y alas.

Características

Se caracterizan por ser anaerobios y por necesitar muy poco sustento. Pueden no comer por un mes aproximadamente, y sobrevivir dos semanas sin agua. Los Strïvat tienen muchísimas fortalezas naturales. Una de las principales es su presunta "piel". Esta es sumamente resistente, pocas cosas tienen la suficiente fuerza o filo para atravesarla y es tan dura que los Strïvat pueden tomar golpes muy fuertes sin ningún daño en verdad. De todas maneras, cuando alguien logra cortar la piel de un Strïvat, rodeando la herida aparecen patrones similares a escamas, como si la verdadera epidermis de un Strïvat fuesen escamas y no piel, aunque nadie sabe qué tan cierto es esto o no. A su vez, los Strïvat poseen un factor de regeneración y sanación bastante poderoso. Pueden cerrar heridas profundas, arreglar huesos quebrados y sanar daños internos en cuestión de segundos u escasos minutos dependiendo de la seriedad del daño.

Uno de los factores más temidos con respecto a los Strïvat es su sangre. Esta es letalmente corrosiva. Contacto con ella desharía cualquier metal o aleación y derretiría la carne y la piel, ingerirla resultaría en un daño interno inimaginable. Su sangre es tan poderosa que literalmente destruye cualquier agente que entre en ella, sea una toxina, veneno, virus o bacteria. Su sangre en conjunto con su piel les da la habilidad de producir calor. Pero no simple calor. Pueden generarlo en tal cantidad que son capaces de incinerar con solo un toque a la mayoría de los seres. Están especialmente preparados para sobrevivir y prosperar en cualquier ambiente físico, se adaptan increíblemente rápido a sus nuevos alrededores sea como sea el clima o terreno.

Los Strïvat son naturalmente sigilosos, sobrenaturalmente sigilosos. Pueden desplazarse incluso por los terrenos más difíciles sin emitir sonido alguno. Ni siquiera su respiración celular genera ruido, es el tipo de sigilo que acaba con la vida de los demás. Por supuesto, todas sus cualidades físicas están por sobre el nivel de lo común, incluso por sobre el nivel de algunas razas. Sin embargo, ni siquiera sus habilidades están tan desarrolladas como sus sentidos. Los Strïvat poseen sentidos extremadamente agudos, tanto que no siempre son una ventaja. Su olfato, por ejemplo, es tan sensible que incluso pueden olfatear el alma de las personas. Su visión, a pesar de todo, es lo más destacable en ellos. Son capaces de "escanear" lo que sea que vean, especialmente seres vivientes. Solo una mirada y el Strïvat sabrá la composición física perfecta de su oponente: donde están sus órganos, articulaciones, vasos, puntos de presión, orígenes de energía. También son capaces de ver en los espectros ultrarrojos y ultravioletas, haciéndolos rastreadores natos. Los músculos de sus ojos pueden contraerse de manera que son capaces de "aumentar" el foco en una sola parte de la imagen total que ven, en manera similar a "hacer zoom". Su rango de visión es además casi completo, a pesar de no llegar a los 360° y es panorámica, lo que significa que su visión periférica es tan buena en detalle y foco como su visión central.

Hepzebah

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 13/05/2015
Edad : 17
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.