El Clan van Kürten y su historia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Clan van Kürten y su historia

Mensaje por DarkSoul el Dom Feb 07, 2016 11:21 pm

Este clan es muy antiguo, su creador es Recht, uno de los lobos más poderosos. Es más grande que un lobo normal. Él provenía de una dimensión, ya extinta, llamada Wymiar y muy pocos son originarios de ahí y siguen vivos. Él decidió buscar otros horizontes y viajó hasta llegar a la Alemania Medieval. Se estableció ahí y obviamente no dejó sus raíces. Es un lobo muy sanguinario al momento de matar a otros lo que causó un gran terror en la población en aquellos tiempos. Él es inmortal  y será difícil que muera. Vio al país cambiar drásticamente, desde guerras y enfermedades hasta lo que es ahora. Él sigue vivo y sigue siendo el líder del clan. Se ha sabido defender en batallas y, gracias a que, de él, todos sus descendientes pueden regenerar sus heridas, siguen estando entre nosotros. Formó una familia con su primer y única pareja. Con ella empezó todo esto del clan. Ella podía transformarse a una humana cada vez que ella quería. Tuvieron dos hijos, los cuales heredaron la inmortalidad y la mitad de los poderes de parte de su padre y el poder transformarse en humanos de parte de su madre. Éstos tuvieron hijos, que heredaron ciertos poderes, de sus padres o de su abuelo. Eran un macho y una hembra. Cada quien escogió su camino, ya sea hacia lo malo o hacia lo bueno, y cada quien hizo una familia. La hembra tuvo un macho y el macho tuvo una hembra. Crecieron conociendo varias estrategias y técnicas para matar y cazar. Nunca se conocieron hasta una cierta edad madura. Trabajaron juntos en un caso en los que los habían contratado para deshacerse de un ratero y asesino, muy buscado por cierto. Nunca supieron que eran parientes y nunca lo sabrán ya que murieron a manos de un cazador de hombres lobo de la época. No fue con una bala de plata ya que eso no funcionó, más bien los ejecutó. Hizo rodar sus cabezas. Ellos tuvieron un cachorro, con él el clan empezó a matar formando una mafia y los que los contrataban era la realeza alemana. Asesinaban a los que consideraban una amenaza para el país o incluso para aquellos que querían hacerle daño al rey. Ayudaban en las guerras atacando a los ejércitos enemigos y acaban con más de la mitad de lo que eran en un principio.
Muchos fueron muertos en las guerras, incluso, si los atrapaban en su forma humana o los cachaban transformándose de lobo a humano, hacían que hablaran y claro, como no lo hacían, los mataban. Es por eso que nunca admitieron que trabajan para la realeza y nunca lo harán. Siempre dirán que nunca fueron una mafia, pero lo siguen siendo solo que ya no trabajan para nadie sino para ellos mismos. Siempre le fueron leales hacía la gente que los contrataba hasta que se hartaron. Se hartaron de que varios integrantes del clan murieran y fue entonces cuando decidieron matar gente inocente para decir que ya nunca trabajaran para nadie más, no seguirían órdenes de nadie que no fueran su líder. Con la sangre de sus víctimas dibujaban una especie de Flor de Lis para que la realeza supiera que eran ellos los culpables de aquellas muertes. Cuando agarraban a uno de los integrantes del clan cuando decidieron rebelarse lo único que decían era: “Nunca traiciones o te aproveches a un van Kürten, pasarás un mal rato”. Era lo único que decían. ¿Dónde están todos aquellos lobos atrapados por la realeza? Desaparecidos, muertos, yo que sé. Han pasado años de que eso pasó y algunos, por costumbre, siguen dejando esa flor, ya que es lo que los representa, otros prefieren no hacerlo ya que piensan que es una pérdida de tiempo. Ya que eran perseguidos por toda Alemania, lograron entrar de nuevo a Wymiar, aunque ya estaba en gran parte destruido pero con un gran trabajo en equipo, pudieron reconstruir lo poco que quedaba y lo nombraron Ausmass. Una dimensión a parte de la nuestra que sigue en constante evolución.
Siguieron pasando los años, las generaciones del clan se volvían cada vez más fuertes. Nuevos lobos se integraban al clan, no solamente descendientes de Recht, si no lobos ajenos al clan decidían unirse por voluntad propia. Lo que hacían era renunciar a todo, incluso a su nombre original. Es por eso que todos los integrantes de este clan llevan por apellido “van Kürten”. Esta regla fue impuesta por el propio Recht.
Los que sí son descendientes directos de Recht han heredado poderes y desarrollado unos nuevos, su carácter varia demasiado pero en general son serios, de corazón frío, incluso han desarrollado características físicas como son los espolones en las cuatro patas.
Pasaba el tiempo y muchos lobos se unían pero uno de ellos, llamado Raymond, decidió hacerle unos ajustes al clan y, al ser el segundo al mando, tenía el poder para hacerlo. ¿Cómo llegó a ese puesto? Pues se lo ganó. Cada petición pasaba antes por él para luego llevárselas al líder pero claro ninguna llegó. Cuando Recht se enteró hubo un grave conflicto. Unos apoyaban a su líder otros a Raymond. Decían que su manera de manejar las cosas era mejor que su propio líder.
El clan se dividió: La gran mayoría apoyaba a su líder, sobretodo sus descendientes, por otro lado estuvo un pequeño grupo que apoyaban las ideas de Raymond. Muchos de los integrantes de la manada se dejaron influenciar por Raymond y los que lo apoyaban. Los que se rebelaron, no solo contra el líder sino con todo el clan, fueron expulsados y en venganza atacaron el clan y, poco a poco, el clan iba desmoronándose, había demasiadas pérdidas, empezó la escasez de comida y había poco para muchos integrantes. Hubo varios intentos de asesinato hacía Recht. Raymond y lobos de su mayor confianza, se infiltraban en el clan, en la noche para matarlo pero todos fueron intentos fallidos.
Pasaron tres años y nunca lograron lo que se propusieron hace mucho tiempo, asesinar a Recht para adueñarse del clan. Había veces en las que llegaban algunos integrantes del grupo de rebeldes de Raymond diciendo que se habían equivocado en escogerlo como líder y rogaban por una segunda oportunidad. Al principio no fueron aceptados  pero al llegar muchos más lobos rogando por lo mismo, Recht decidió aceptarlos. Lo que ellos creían era que Recht no sabía que estaban ahí por una sola razón: espiar y conocer todas sus técnicas de entrenamiento, los cuales, serían rebelados para Raymond. Pero Recht les tuvo una sorpresa, estos estaban siendo vigilados por la manada. Cada movimiento, cada diálogo, estaba siendo vigilado. Si hacían algo indebido se les castigaba con la muerte. No podían arriesgarse a que rebelaran secretos al enemigo.
Los intentos de matar a su líder y tomar el control completo de los van Kürten siempre se vio frustrado, de una u otra manera nunca lo lograban. Éste pequeño grupo sigue existiendo y se hacen llamar El Clan Negro. Siempre han sido inferiores a ellos pero tienen grandes posibilidades de crecer a un corto plazo. Nunca hay que fiarse de más ya que tienen a grandes lobos en su pequeño clan. No serán para siempre la sombra de los van Kürten. Hay mucha más historia detrás de este gran clan pero eso no depende de mí, sino de aquellos que quieran contártela.
Ellos siempre estarán en completa vigilancia, jamás la bajarán, ni de día, ni de noche, al menos que la luz escape de sus ojos y la sangre deje de correr por sus venas, ellos siempre estarán allí.


avatar
DarkSoul

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/01/2015
Edad : 19
Localización : San Luis Potosí, México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.