Historia: Clan Theban

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia: Clan Theban

Mensaje por Sinner el Jue Mar 24, 2016 12:38 am




Historia

El Clan Theban es producto de aquello que la iglesia llamó El Santo Oficio. Irónicamente, la Santa inquisición en México dio a luz al uno de los más reconocidos clanes de Brujos paganos. Claro, la práctica de la brujería data de siglos anteriores a la Santa Inquisición, mas la fundación del clan nació a partir del sentimiento de venganza y el común instinto de prevalecer.
Años antes de la llegada de Hernán Cortés al continente Americano, en lo que hoy se conoce como el pueblo de Catemaco, en Veracruz, la brujería no era tan normal y bien vista como lo es hoy en toda la ciudad. Graciano y Sol, marido y mujer, eran los más famosos y quizá los más poderosos brujos en México. Ambos tuvieron dos hijos juntos, el mayor Quidel y poco después Máximo, a quienes desde pequeños comenzaron a instruir en la práctica de la brujería, esperando que pronto continuaran con el título de sus padres, y fueran tan conocidos como poderosos entre los brujos, pero para desgracia de Graciano y Sol, en el año de 1518 y aun sin saberlo ellos, llegaba la desgracia a sus tierras.
Con la llegada de los españoles y sus creencias, la destrucción de la cultura Mexica no tardaría en ser atacada con intenciones de desvanecer todo en lo que creían. Pero el golpe más duro para la familia de brujos fue la que dos años después de esclavitud y sufrimiento, bajo las ordenanzas de Hernán Cortés, la Santa Inquisición daba inicio, y todos aquellos “blasfemos” debían ser torturados y asesinados en una enorme limpia de la iglesia católica.
Sabiendo que tarde o temprano los descubrirían, los padres de Quidel y Máximo llevaron a sus hijos a la selva más próxima a su pueblo, y tras días de caminar evitando a toda costa a los conquistadores, lograron ocultar a sus hijos. Mas no eran ignorantes, Sol había hecho la premonición de que aquellos que se hacían llamar santos limpiadores, caerían en la hipocresía al pedir ayuda a otros brujos para dar caza a los famosos Brujos de Catemaco.
Comprendiendo, pues, que ambos significaban un peligro para sus hijos si se quedaban con ellos pues tarde o temprano los encontrarían a ellos, decidieron huir en dirección contraria, alejando así la búsqueda de los españoles de aquel lugar. Y fue lo último que los pequeños hijos de Graciano y Sol supieron por más de seis días, cuando por fin sintieron cierta seguridad y salieron, con el miedo destrozando sus nervios, a buscar a sus padres.
Por alguna razón, quizá un hechizo o pura casualidad, los españoles jamás encontraron a los niños, ahí… a plena vista de todos, los niños pasaron desapercibidos hasta que encontraron a sus padres, o lo que quedaba de ellos.
El torso de Sol yacía frente a su aún vivo esposo, el torso y nada más. Mientras Graciano lloraba invadido de dolor, ira e impotencia, sus hijos lo miraban con los ojos bien abiertos, petrificados por el terror, viendo como los españoles seguían torturando a su padre desde hacía quién sabe cuánto tiempo. La sangre grumosa por todo su rostro y torso hablaba por sí misma, y aun así no podía explicar todo por lo que el hombre había pasado, especialmente en su corazón.
Y fue entonces que, un segundo antes de que para él todo terminara, se encontró con la mirada a sus hijos… sus hermosos hijos, vivos… y ante una sonrisa de consuelo, dos palabras religiosas y un viento cansado, la cabeza del Brujo de Catemaco rodó.
Cuando los años pasaron, Quidel y Máximo pudieron recuperar un solo libro de brujería, uno que Sol había escrito en su juventud. Con el alma aún inundada en ira, los hermanos juraron instruirse con las enseñanzas de sus padres y destruir a la iglesia católica en una nueva y mejorada limpia. Comenzaron por despejar la ciudad de Catemaco que los vio nacer, donde encontraron a otra hermosa bruja, quien ofreció su ayuda a los hermanos para cumplir con su venganza. Y fue entonces que con los tres principales miembros se fundó el Clan Theban, reuniendo a los más poderosos brujos para aliarse con ellos, dando honor a la memoria de sus padres y de su pueblo Catemaco… la nueva Capital de la Brujería.


avatar
Sinner

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Edad : 24
Localización : Quinta Prisión del Infierno

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.