Jerarquías y Costumbres

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jerarquías y Costumbres

Mensaje por Sinner el Jue Mar 24, 2016 1:30 am



Territorios
Realmente no hay mucho que decir en este apartado, los Theban vienen de todos lados y ninguno al mismo tiempo. Lo único que se sabe de ellos a ciencia cierta es que residen en el poblado de Catemaco, Veracruz, en México, lugar que dominan en su totalidad, mismo donde han erradicado toda costumbre que esté relacionada con el cristianismo y religiones parecidas.
El lugar favorito del clan se encuentra en algún lugar oculto cercano a las orillas de la laguna de Catemaco, donde se dice que únicamente quienes requieran la ayuda de los brujos pueden llegar. Sin embargo son pocos los que lo intentan siquiera.

Costumbres
Fiesta de los Líceres
Cuentan los viejos brujos que antiguamente los habitantes autóctonos mataban a los jaguares y se disfrazaban con sus pieles para camuflarse y defenderse de sus atacantes. Solían imitar el bramido de los felinos y si llegaban a ser atacados por otra tribu se defendían con un lazo. Los Theban han adoptado esta tradición y la han convertido en algo artístico y teatral. En la fiesta, todo el que lo desee se disfraza con atuendos compuestos de un cuero y una capucha. Sus telas tienen motas que representan la piel del jaguar y la capucha un par de orejas. La festividad resulta ser muy entretenida y alegre para el clan y sus invitados, pues quienes se disfrazan de Líceres deambulan por las calles de Catemaco entre la multitud y “capturan” a sus presas, levantándolos sobre sus hombros y dando vueltas sin parar, lo que termina siendo un juego divertido que usa como escenario a todo el pueblo, ventaja envidiable para las grandes urbes. La fiesta se realiza cada año en el mes de Junio.

Día de Brujos
Quizá la más importante de las celebraciones, una tradición nacida en México, específicamente en el pueblo de Catemaco. Cada año el primer día viernes del mes de marzo en el municipio de Catemaco, Veracruz los brujos y chamanes celebran una tradición de origen prehispánico llena de magia y misticismo que atrae a miles de visitantes de todo el mundo. De acuerdo con la tradición, los hechiceros de la región de Los Tuxtlas llevan a cabo diversos rituales para renovar su poder y “limpiar” sus energías de todo lo negativo que hayan contraído durante el año anterior, ya sea por haber absorbido la energía negativa al “curar” a sus clientes o bien por los maleficios de algún otro brujo. A la media noche del jueves para el viernes comienza la celebración a la orilla de la Laguna de Catemaco con danzas y música prehispánica a la vez que mucha gente procedente de todos lados acude a casa de los brujos para recibir una “limpia” o bien a realizar un “trabajo” ya sea de magia blanca o incluso de magia negra, pues según los conocimientos chamánicos de la región, es el día más poderoso del año para realizar rituales. Posteriormente, en el Cerro del Mono Blanco inicia la llamada “Misa negra de los brujos blancos” encabezada por el Brujo Mayor de Catemaco en la cual los hechiceros purifican sus energías y los instrumentos e ingredientes como hierbas, pócimas, polvos y toda clase objetos y sustancias que utilizan para sus “trabajos”. El ritual de la “Misa negra de los brujos blancos” consiste en el trazo de un cerco mágico en forma de estrella de seis puntas o de David con cal en el piso del lugar elegido, ahí el Brujo Mayor junto con sus ayudantes, todos vestidos de blanco, ofician el ritual con fuego, yerbas y un vino “mágico” que posteriormente ofrece a cada uno de los que han recibido una “limpia” para purificar también su organismo, al final encienden otra estrella de seis picos hecha con palos y tela, la cual significa “el fuego nuevo” o al purificación.

Ritual de Bienvenida
Algo muy importante en el Clan Theban es el ritual de la bienvenida, si es que se acepta al nuevo miembro. La Fiesta es ante todo el advenimiento de lo insólito. Con ella, se introduce una lógica que frecuentemente contradice las de todos los días. Todo ocurre en un mundo encantado; el tiempo es otro, situado en un pasado mítico o en una actualidad pura; el espacio en que se verifica cambia de aspecto, se desliga del resto de la tierra, se engalana y se convierte en un sitio de fiesta, en general se escogen lugares especiales o poco frecuentados; los personajes que son bienvenidos se unen a una danza entre figuras demoniacas pero llenas de vida y color que son vistos entre las llamas ardientes de antorchas que visten el campo. El cielo se ilumina y entre cantos y llamados al espíritu animal que pronto se hará uno con el brujo, se pinta el rostro del nuevo Theban, el animal decide si quedarse con él o dar lugar a otro espíritu, y cuando el conveniente y perfecto se conecta con él, se convierte en su acompañante eterno. La pintura en su rostro parece volverse parte de su piel pues representa el honor de pertenecer al Clan, la energía mágica recorre su cuerpo otorgándole el apellido del Clan más poderoso de los Brujos, los Theban.

Jerarquías
Neófito: Se trata ni más ni menos que un aspirante a ingresar al clan. Estos se encuentran en una fase de "prueba", donde tienen la oportunidad de conocer al clan y sus prácticas antes de comprometerse con el mismo. De este modo, no es obligado a llevar a cabo los juramentos, pero sí se le hace jurar silencio absoluto acerca de lo que vea, escuche, y realice dentro de los Theban. Los neófitos no tienen permitida la pintura facial y aún conservan sus apellidos, y no son considerados en los rituales más importantes del clan.
Rango 1: Este rango lo ocupan los recién ingresados a los Theban. Si bien son considerados ya parte del clan, estos aún se encuentran en un nivel de entrenamiento, por lo que son constantemente supervisados por los brujos de Rango 2, quienes cumplen la función de enseñarles rituales, hechizos y demás que serán necesarios para su inclusión. Los brujos Rango 1 llevan a cabo los conjuros más sencillos y generalmente son quienes interactúan a los que solicitan el servicio del clan para cualquier trabajo de brujería. Del mismo modo, estos ya cuentan con un compañero protector.
Rango 2: El lugar intermedio. Los que se sitúan en este nivel son los mentores encargados de guiar a los nuevos ingresados y neófitos a las costumbres del clan, así como supervisarlos en todo momento. Estos se consideran brujos ya hábiles y manejan aproximadamente tres o cuatro especializaciones. Interactúan de manera media con quienes piden trabajos al clan y son enviados a misiones o realizar trabajos fuera de los territorios de los Theban.
Rango 3: Llamados igualmente Sumo Sacerdote/Sacerdotisa, estos brujos son los de mayor rango en todo el clan, conocidos por ser los más hábiles, longevos y poderosos de los Theban. Este rango es muy difícil de conseguir y únicamente se logra con muchísimo tiempo, pericia y un poder excepcional. No acostumbran relacionarse con los no pertenecientes al clan y llevan a cabo los conjuros así como invocaciones más complicados que otros no podrían hacer. Los brujos de Rango 3 generalmente manejan la mayoría o totalidad de especializaciones y son los únicos autorizados para ascender a los rangos inferiores. Cabe destacar que únicamente los líderes asignan el Rango 3 a otros miembros.

Especializaciones
Dentro del clan Theban existen las llamadas Especializaciones, en las cuales se agrupan cierto número de brujos que comparten características similares y afinidad por algunos tipos de brujería, y son estas las que dictarán el papel de un miembro dentro del clan. Las Especializaciones son:
Curación: Aquí se engloba, como lo dice su nombre, todo lo que tenga que ver con aliviar a quienes han sido víctimas de algún tipo de maldición, enfermedad o mal en general los cuales no han podido ser remediados por medios tradicionales. Como todo, tiene sus limitaciones, la más importante es la que dicta que no se puede revivir a un muerto.
Invocación: Sin duda la más peligrosa y menos utilizada o solicitada por externos. Generalmente practicada por los Rango 3, consiste en llamar a criaturas del Infierno para solicitar ayuda de cualquier índole. Por supuesto existen demonios de menor poder, los cuales son fácilmente invocados, sin embargo solo un Rango 3 es capaz de llamar a un Ladrón de Almas o inclusive a un miembro del clan Setan, generalmente acompañado por un brujo especializado en protección, puesto que algunos demonios son hostiles y difícilmente controlables.
Maldición: Esta se especializa únicamente en la influencia a terceros, generalmente para dañarlos o manipularlos a conveniencia propia. Los trabajos de esta índole son muy variados, van desde "amarres", ruina económica, desastres inesperados, enfermedades, e inclusive la muerte de otros. Algo que destacar es que a pesar de que es una especialización muy requerida, los Theban se reservan algunas peticiones, ya que generalmente son hechas producto de un sentimiento pasajero sin conciencia plena de los actos, y algunas maldiciones son irreversibles.
Premonición/Vidente: Una de las especializaciones más complicadas que existen, y sin duda de las más fundamentales para el clan. Los pocos Theban que utilizan la premonición siempre tienen un don innato que es entrenado dentro del clan, siendo capaces de ver con una exactitud monstruosa eventos futuros de diferentes índoles, ya sea voluntaria o involuntariamente. Cabe destacar que los miembros que sean capaces de ver el futuro deben tener una fortaleza mental muy superior, ya que muchas veces las visiones llegan de manera inesperada o no siempre son gratas, por lo que deben aprender a controlarlas.
Protección: Este tipo de especialización es más que nada preventiva y va de la mano con las demás, especialmente con la invocación. Consiste en hechizar amuletos, lugares o inclusive personas y animales con campos especiales que impiden a los males aquejar al usuario de dicho campo. Los brujos especializados en protección generalmente acuden a apoyar a los especializados en invocaciones y ofensivos con el propósito de garantizar la seguridad de los mismos. Algo que destacar es que los objetos con motivos católicos no pueden ser hechizados por los Theban.
Transformación: Conocidos coloquialmente como Nahuales, los brujos especializados en la metamorfosis son capaces de transformarse en diferentes tipos de animales a su conveniencia. La forma puede ser variada y prácticamente no hay límites, sin embargo los brujos prefieren adoptar la forma de animales pequeños o comunes en la zona para no llamar la atención. Los Theban especializados en transformación son los encargados principalmente del espionaje debido a su gran capacidad de camuflarse. Sin embargo estos mismo corren constante peligro al salir de sus territorios, puesto que los Nahuales son altamente perseguidos y cazados por la inmensa mayoría de las personas.
Ofensiva: Esta especialidad es la menos utilizada dentro del clan, y una de las más peligrosas. Se trata de hechizos que causan daño directo e instantáneo, estos se logran con ayuda de espíritus y "malos aires", los cuales controla el usuario para provocar fenómenos tales como heridas, empujones, movimiento de objetos, entre otros. Algunas veces, si el brujo especializado es lo suficientemente fuerte, puede causar un daño inmenso e inclusive hacer arder fuego o electricidad.
Elemental: Los brujos que practican esta especialización son sin duda alguna los más pacíficos del clan. Estos se encargan de estar en contacto con la naturaleza, manejar los cuatro elementos y hacer pócimas de toda índole, desde hierbas curativas, venenos e inclusive alucinógenos. Generalmente son los que más en contacto están con los externos, puesto que los servicios solicitados muchas veces están relacionados con enfermedades fácilmente tratadas con pociones medicinales.


avatar
Sinner

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Edad : 25
Localización : Quinta Prisión del Infierno

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.