Matthew Vollmond Setan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Matthew Vollmond Setan

Mensaje por Sinner el Sáb Mar 11, 2017 11:18 pm

■Matthew Vollmond Setan■

メMatthew
メVollmond Setan
メBeltza, Matt
メ22 años
メHombre
メDemonio de clase Dybbuk
メRama Alfa
メGuerrero

Descripción Física
Matt es un chico bastante raro, que aparenta una edad inferior a la que realmente tiene debido a su físico. 
No es muy alto debido a que inició rigurosos entrenamientos a temprana edad, sin embargo esto lo compensa con un tono muscular increíblemente desarrollado para un chico como él. Tiene especial fuerza en los brazos y el torso, puesto que, cuando estuvo alistado en el ejército fue entrenado en esas disciplinas. 
Heredó el cabello de su madre, de tonalidad rojiza y algo ondulado, el cual generalmente permanece bastante largo sin ningún orden aparente. Sin embargo, sus ojos son idénticos a los de su padre, de color azul claro, inclusive la expresión calma e inocente se encuentra reflejada en estos, cosa que es contrastante en extremo a la personalidad de Matt.
Es fanático de las perforaciones y los tatuajes, luciendo una expansión en la oreja izquierda y dos en el labio, así como varios tatuajes por todo su cuerpo, sin embargo los más importantes son los que le cubren los brazos, y uno justo abajo de las costillas. Del mismo modo le encanta lucir anillos, tiene cuatro en la mano izquierda, uno en cada dedo, menos en el meñique, y cinco en la derecha, tres en el índice, uno en el anular y otro más en el meñique.
Matt usualmente disfruta de usar vestimentas humanas, es muy común verle con chaquetas, chalecos o camisas principalmente con botones, que, irónicamente lleva desabotonadas, mostrando su torso. Ama igualmente los pantalones de mezclilla, principalmente sucios y/o rasgados. Jamás se separa de sus botas militares, las cuales conserva aún después de haber abandonado la milicia.
Imagen Lobuna


Descripción Psicológica
La personalidad de Matt consiste básicamente en una combinación de varias partes: dos biológicas y una aprendida. 
De un carácter feroz y altanero, básicamente se le puede considerar un chico de lo más orgulloso y arrogante que hay, su ego juega un papel importantísimo en su vida. Tiende a subestimar muchísimo a sus oponentes, ya que muy rara vez logran vencerlo. Es muy impredecible, jamás se sabe cómo va a actuar ante las situaciones, aunque generalmente lo hace de una manera agresiva.
Tiene un temperamento explosivo y una estabilidad muy frágil, muchas veces no logra controlar sus emociones y eso lo lleva a seguir sus primeros impulsos, sea correcto o no. A pesar de esto, Matt tiene muy definido el honor y la justicia, ya que a pesar de todo, siempre procura ser igual ante su enemigo, ya que considera una profunda vergüenza luchar ante alguien herido o inferior.  Sin embargo igualmente disfruta mucho de enfrentarse a quienes están por encima de él, ya sea en técnicas, poder o inteligencia, le encantan los retos. Matt es un chico demasiado perseverante, jamás se rinde o admite una derrota.
Generalmente no demuestra sus emociones y se guarda lo que siente para él mismo, considera que los sentimientos son una debilidad necesaria pero no indispensable, la culpa y el arrepentimiento son dos cosas que no están en él, para Matt, esto significa la negación de algo que alguna vez disfrutó. Lo que sí, es rencoroso en extremo, jamás olvida ni perdona, y siempre tiene fija una venganza.
Le gusta usar la violencia con la mayor brutalidad posible, no tiene escrúpulos ni compasión a la hora de actuar. Es un chico muy cruel, que disfruta sádicamente las torturas y destrucciones que ocasiona, no hay nada que le produzca más satisfacción que tener el control de algo. 
Algo muy contradictorio en él es la fidelidad, Matt es alguien tiene muy pocos vínculos, pero estos son muy fuertes y difíciles de romper, a los cuales les es leal e incluso mataría para protegerlos. Sin embargo, algo muy común en él, es usar a las personas a su conveniencia, para después desecharlos y seguir con su vida. Algo que se le enseñó en el clan Setan es confiar y desconfiar con igual intensidad, sabe que en ciertos momentos lo único que puede y debe hacer es poner su vida en manos de otros y creer ciegamente en estos. Sabe que su clan no lo traicionará y por lo tanto el jamás hará lo mismo. 
Solía ser bastante inmaduro y problemático, le fascinaba meterse en líos y solucionarlos de forma violenta, sin embargo los años al lado de su maestro y colegas -quienes lo superan por mucho en edad- lo cambiaron casi por completo.



PODERES Y HABILIDADES

Matt heredó los dos poderes predominantes de sus padres: la electricidad y el fuego, el los dominó desde temprana edad. Sin embargo, su fuerte es sin duda la primera. Matt es capaz de invocar desde una pequeña chispa de estática, hasta un enorme rayo que lo queme todo. Estos pueden venir de todos los lados que él quiera, de sus dedos, manos, puños, cualquier parte de su cuerpo, de la tierra o del cielo. Hasta ahora no tiene una limitación en el número de rayos que puede invocar, aunque, como estos dependen de su energía vital, Matt busca no excederse. Generalmente los utiliza de manera ofensiva, lanzándolos a su oponente o creando trampas, al igual que atacar con puños cargados de energía, sin embargo, también le sirven de manera defensiva, puesto que los utiliza de escudo cuando un ataque se aproxima. 
Gracias a las enseñanzas de su padre, aprendió a dominar no solo la electricidad común, sino también la dos creadas por los Vollmond y perfeccionadas por Strahl: La energía Bi y Tridimencional, las cuales son prácticamente iguales a la electricidad normal, con la diferencia de que la segunda es blanca y la tercera es azul, y ambas poseen un poder aún más mortal y efectivo que la primera, llegando a los 200 y 300 millones de voltios respectivamente, utilizando la misma energía vital que al conjurar la electricidad común. 
El control de la electricidad también le otorga un poder impresionante, la capacidad de transportarse de un lugar a otro. Esto lo logra gracias a que puede desintegrarse a un nivel subatómico, hasta llegar a unas finas partículas de luz llamadas fotones. De este modo viaja hasta diez metros de un lugar a otro. Matt, sin embargo, no acostumbra utilizar mucho este poder, puesto que requiere un gran gasto de energía.
Por último, Matt acostumbra utilizar los otros elementos que domina como un complemento a la electricidad. De este modo, creó su arma más poderosa, un látigo que él mismo confeccionó, el cual está hecho principalmente de fuego y electricidad y responde a él como si tuviera vida propia. Por otra parte, usando el viento, tiene la capacidad de crear tempestades relacionadas con la lluvia y electricidad, así, una de sus técnicas más usadas es el invocar una tormenta combinando estos elementos, la cual está en su completo control. Generalmente acostumbra lanzar rayos hacia su oponente y herirlo con fuertes ráfagas de viento, así como quemar con lluvia ácida. 
Cuando Matt pelea junto con sus hermanos, estos juntan los tres sus elementos principales (agua para James, electricidad para Matt y aire para Juno) para así crear un enorme desastre natural parecido a un huracán. A esta técnica le llaman La Tempestad del Trigémino. Inicia con Juno invocando aire que cada vez adquiere más y más densidad, entonces, al mismo tiempo Matt y Jim conjuran ráfagas de calor y frío alternativamente, para que estas choquen y se vuelvan un huracán de tamaño pequeño, el cual es capaz de arrasar con bosques enteros.
Dejando de lado su control sobre la electricidad, otro poder bastante poco común es que es capaz de invocar y controlar criaturas traídas de otra dimensión llamadas Otamis, las cuales le obedecen ciegamente. A pesar de que se conocen al menos diez criaturas que están a su servicio, su principal adquisición, y la más fuerte, se llama Garossis, a quien ha usado en incontables ocasiones. Igualmente domina a la perfección la técnica Crusio, la cual inflige dolor físico al oponente, esta la aprendió de Durza, su maestro.
Por otra parte, Matt tiene una predilección y facilidad excelsas para el dominio de la mente y cuestiones que la involucren, incluidas las alucinaciones, control mental, manipulación de recuerdos y emociones entre otros, sin embargo, debido a que es alguien que se basa en el combate físico, no acostumbra utilizar esta habilidad mucho, y menos en batalla, solo cuando necesita comunicarse. De este modo, es capaz de hablar por medio de la mente con otros seres sin importar distancias ni obstáculos, utilizando esto principalmente con los Setan. Del mismo modo, ha sido entrenado para dominar la oclumancia y legilimancia, las artes de invadir mentes ajenas y bloquear este tipo de ataques respectivamente, aunque estas solo las utiliza como medio de tortura, interrogatorios, o cuando es necesario.

Historia
Nacido en Luna Azul, es hijo de Kyrara con su ex-pareja Strahl Vollmond, mismo que ahora es el líder de sus propias tierras. Es hermano de Juno y James, siendo el segundo. 
Desde su infancia demostró tener un carácter muy diferente al de sus demás hermanos, por lo cual nunca fue muy bienvenido entre estos y otros cachorros. 
Entonces conoció a Folter Gespenst, quien apenas le lleva unos años de diferencia. Se volvió muy cercano a él sin saber que trataba con un poderosísimo demonio que solo aparentaba su edad, puesto que tenía al menos unos 200 años de vida. Sin embargo, por el carácter parecido de éste, no hubo inconveniente alguno. Pasó la mayor parte de su infancia a su lado, hasta que, por razones que no quiso revelar, Folter dejó la manada durante un tiempo, en el cual Matt volvió a ser tan solitario como antes. 
Algunos años después, siendo Matt pre adolescente, su antiguo amigo regresó, acompañado por otros más: su hermano, Chaos, Séneca y Durza. Fue así que entró en contacto por primera vez con dos Setan, quienes lo aceptaron en su círculo con gusto.
Matt jamás olvidará la primera vez que tuvo un encuentro cercano con Durza. Un buen día, mientras el Vollmond tenía una amena plática con sus compañeros, sintió una poderosa aura que lo puso en guardia enseguida, sin embargo los otros no parecieron inmutarse. De pronto, apareció una figura orgullosa e intimidante, misma que ni siquiera se molestó en mirarlo. Siendo muy joven e inexperto, lo primero que sintió Matt fue un terror reverencial. Esta escena se repitió en varias ocasiones, sin que Matt tuviera idea de que sucedía.
Gracias a la amistad que forjó con los Setan, pronto se le fue revelado que ellos eran alumnos suyos y que entrenaban constantemente. Así, el miedo que el chico sentía hacia Baranguer se convirtió en admiración. No se sabe la razón por la cual Durza inesperadamente dejó de ignorarlo y comenzó a tratar con él, se rumorea que fue por la influencia de sus alumnos, que ya sabían acerca potencial de Matt.
Fue durante una disputa con Brahma -lobo perteneciente a la manada Seishin Okami ahora inexistente-, en la cual el extraño salió casi muerto, donde Durza finalmente vio un despliegue del poder real del chico, por lo cual, sin siquiera titubear, le ofreció enseñarle el arte de la guerra. Claro que Matt no desaprovechó su oportunidad.
Así, se pasó su adolescencia al lado del guerrero Sombra, el cual lo sometió a arduos entrenamientos y pruebas, todas y cada una siendo superadas una y otra vez. Una de sus misiones más difíciles fue el haber sido enviado al universo humano durante seis meses, con el propósito de aprender sus técnicas de combate en el ejército. Cabe decir que fue todo un éxito, Matt regresó lleno de aprendizaje.
Algún tiempo después se libró la guerra del clan Messer, y, al ser un destacado alumno de Durza, básicamente estuvo dentro sin muchos rodeos. Fue durante ese intervalo de tiempo en el que sus padres se separaron, por lo cual descargó toda su ira  y dolor en las batallas, siendo uno de los miembros más activos y efectivos. Ahí conoció a Chrono, un ángel caído con el que hizo una amistad inmediata y el cual tiempo después se uniría a los Setan a su lado.
Después de la guerra, pasó un tiempo de inactividad tanto para él como para sus compañeros, no solo para sanar sus heridas, sino que tampoco podían hacer, ya que lo que sucedió tuvo un profundo efecto negativo en su maestro, por lo que este ese apartó del mundo en ese intervalo de un año aproximadamente. Fue durante ese tiempo que su madre fue desterrada, lo cual derrumbó al chico instantáneamente y, desde el momento en que vio a Hamsa, no pensó más que en venganza. Y Matt sabía mejor que nadie cual era la mejor manera de hacerlo. 
Desobedeciendo los consejos de sus colegas, el chico no descansó durante semanas hasta encontrar a su maestro, lo cual le resultó infructuoso, por lo cual decidió entrenar por sí solo. Sin embargo, un buen día, Durza regresó como nuevo y habiéndose enterado de lo sucedido. Matt no perdió el tiempo y prácticamente rogó a su maestro que lo dejara entrar a los Setan para así fortalecerse y poder llevar a cabo  su venganza. Durza accedió, aunque le advirtió que debía entrenar aún más duro y fortalecerse mucho más. Así lo hizo hasta el cansancio, hasta que, llegó el día en que el sombra le anunció a Matt que el momento que mas anhelaba estaba a punto de cumplirse: era la hora de que hiciera la última prueba para que perteneciera al clan Setan. Así, sin titubear ni un segundo, Matt asesinó a quien le fue encomendado de forma gustosa.
Entonces, Durza guió a su joven aprendiz a una cueva muy alejada donde en ese momento residía el líder del clan, el cual se presentaba con el seudónimo de Shashuke -aunque ahora Matt sabe con certeza que ese no era su verdadero nombre ni apariencia-. El demonio lo transformó en Comandante del clan y fue así como Matt se volvió un Setan más.
Era el momento de la venganza. El nuevo Setan pasó meses enteros meditando y planeando, hasta que ideó un plan casi perfecto, en el cual le ayudarían los demás del clan, con quien había congeniado muy bien. Fue así que, en la oscuridad total de la noche en Luna Azul, se escabulló en la cueva de los alfas y secuestró a Alahin, hijo de Hamsa. Por supuesto que Matt no planeaba hacerle nada al cachorro, simplemente usarlo como carnada, lo cual funcionó a la perfección. Guió a Hamsa hasta un claro muy alejado de la jauría, donde se enfrentaron en una ardua lucha cuerpo a cuerpo, donde el Setan salió victorioso pero casi sin vida. Sin más que hacer, el joven regresó al cachorro con su madre y nombró a Shirohi Junsth -un conocido suyo de la infancia, que igualmente era alumno de Durza- como nuevo alfa. 
Matt abandonó el lugar durante mucho tiempo, permaneciendo en la Quinta Prisión del Infierno, hogar de sus compañeros Setan. Sin embargo se vio obligado a volver a la manada nuevamente, debido a que la Cuarta Guerra Santa se aproximaba y le fue encomendado el vigilar la jauría en caso de algún ataque por parte de un ángel. Mientras realizaba dicha tarea, al mismo tiempo hizo varios viajes al Infierno y misiones de reconocimiento junto con su compañero y mejor amigo, Chrono Yeshua Setan, un ángel caído. En una de esas misiones dieron por casualidad con el Sueño Eterno, mismo al que se enfrentaron sin tener en cuenta su inferioridad frente al mismo, únicamente lograron vencerle con ayuda de los hermanos Gespenst, Chaos y Folter, reclutándolo. Pero la lucha no acabó ahí, pues Gaghiel, el Quinto Ángel, apareció y se tuvieron que luchar contra él, ahora con el Sueño Eterno de su lado. Durante la batalla el Ángel mordió a Chrono, lo cual lo maldijo, pues posteriormente permitió al Ángel Bardiel poseer al mismo, dejándolo sin control de su cuerpo y haciendo estragos. Matt se vio obligado a luchar contra él y asesinar a su mejor amigo por el bien del Infierno. Desde ese acontecimiento, Beltza no volvió a ser el mismo, lo cual precipitó el asesinato de su medio hermano, Seth, un enfrentamiento contra Byleistr -en ese entonces, James-, y su derrota a manos de Riedel. 
Actualmente nadie sabe su paradero.

Relaciones

Familia: Es hijo de Morkai Strahl Vollmond -líder del clan Vollmond- y su ex pareja Kyrara Aima Jëylls -líder del clan Jëylls y alfa de la manada Luna Azul-. Tiene dos hermanos directos, siendo él el segundo en nacer de la camada, Juno Aneliese, la mayor, y James Byleistr, el menor; así como uno adoptivo, Cliff Crisvector. Del mismo modo tiene varios medios hermanos, Maurice Vollmond, hijo de Strahl, y Sahym, Sathiel, Savanna y Samer Jëylls, hijos de Kyrara.
Pareja: No tiene pareja, simplemente está demasiado ocupado y es muy inestable emocionalmente para poder estar en una adecuada relación. Se dice que estuvo hace algún tiempo con alguien que intentó asesinarlo y que, antes de desaparecer, surgió algo entre él y Amanda J. D. Stand, aunque nada se concretó.
Descendencia: No tiene y no cree tener jamás, Matt es un devoto total de los Setan y lo que eso implica, por lo cual pone sus estatus por encima de toda responsabilidad externa a su clan
Maestro: Este muchacho fue entrenado nada más y nada menos que por el clan Setan casi en su totalidad, no menos de seis integrantes le han aportado algo a su vida, no únicamente en el sentido de habilidades y poderes, sino igualmente a su personalidad y forma de ver el mundo.
Subordinados/Aprendices: Hasta ahora, debido a su edad, no tiene, sin embargo de vez en cuando es el mandamás en algunos grupos de demonios de menor rango que el suyo. Aún así Matt no considera a nadie su subordinado, ya que plantea que todos los de su clase son sus hermanos.
Más datos
•El apodo "Beltza" es tan común que incluso él mismo responde más a este que a su nombre
•Matt nació como licántropo, sin embargo, al hacerse miembro de los Setan, y pasar tanto tiempo con ellos, su raza se modificó, convirtiéndose en un demonio de clase Dybbuk
•Es uno de los Setan más jóvenes
•Matt es el único de sus hermanos que no eligió la vida pacífica
•Tiene una marcada amistad con los hermanos Gespenst, mismos que pertenecen al clan Setan
•Su mejor amigo era Chrono Yeshua Setan, al cual se vio obligado a asesinar durante la Cuarta Guerra Santa
•El látigo que Matt posee está confeccionado especialmente para que únicamente criaturas con dominio total de los elementos fuego y electricidad puedan usarlo. Hasta la fecha no ha habido nadie que pueda hacerlo
•Por increíble que parezca, Matt no pidió a Durza ser su alumno ni fue transferido con nadie, sino que lo acogió directamente
•Los Otami que Matt invocan están básicamente a su servicio, ya que, en algún punto, logró vencerles
•Considera a Garossis, más que un sirviente, su mascota
•Generalmente, en vez de caminar, disfruta de invocar a algún Otami que lo pueda transportar
•Cuando está enojado, es común que algo al rededor de Matt se incendie, inicie una tormenta o se nuble el cielo, llenándose de rayos. Esto es inconsciente.
•Es un experto en varias artes marciales asiáticas, mismas que aprendió en la dimensión humana
•Le encantan los cigarros, en especial los de sabores fuertes
•Trata a todos y cada uno de los Setan como sus hermanos, y a menudo se refiere a ellos como su única y verdadera familia
•Al igual que todos los miembros del Clan Setan, Matt lleva tatuado el símbolo del Caos, el cual tiene cubriendo su espalda casi en su totalidad
•Tiene un gran ingenio para crear armas
•Durante su estadía en la dimensión humana, se hizo fanático de un grupo de metal progresivo llamado Tool


THANKS, © SRCOTT






avatar
Sinner

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Edad : 24
Localización : Quinta Prisión del Infierno

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.