Amelie Vollmond Kolmainsus

Ir abajo

Amelie Vollmond Kolmainsus

Mensaje por Rëhira el Mar Oct 23, 2018 12:11 am


AMELIE V. KOLMAINSUS




►Nombre Completo Amelie Vollmond Kolmainsus.
►Apodo/Títulos: No posee ningún apodo actualmente, aun así su hermana le suele llamar ‘‘la niña de la fortuna’’.
►Edad: Su edad es de 10 años.
►Genero||Sexualidad: Femenino
►Raza: Es una hibrida en su totalidad, heredo todas las razas de su madre como las que porta su padre.
►Rango
►Tutor|Maestro: Por el momento lo es su madre.
►Generación: -.-.-.-




Poderes y Habilidades


Amelie por el momento sigue siendo una pequeña por lo que no tiene todos sus poderes desarrollados, y aun así con tan solo diez años demuestra una gran capacidad de aprendizaje y retención impresionante.
Sin duda alguna también ha demostrado tener una velocidad y agilidad increíbles, mejores que las de un felino e incluso, ya a su corta edad, casi alcanzando a su madre. Ha manifestado, a su vez, gran interés por algunos temas sobre la naturaleza y magia blanca, como también sobre la magia primordial proveniente de Ashan.
Por último, podemos agregar que Amelie, como también ocurrió con su melliza Emma, logró desarrollar a temprana edad su forma lupina.

•Habilidades Sobresalientes: Amelie ha demostrado ser una de las niñas más veloces y ágiles, sobresaliendo más que nada por su astucia e inteligencia, como también por su capacidad de ingeniarse cualquier cosa para poder salir de apuros aun en momentos críticos. Tiene un sigilo mil veces mejor que la de un felino, y un oído y olfato inigualable. Algo único en ella es que su piel es demasiado dura, se podría decir que impenetrable por cualquier arma común y corriente e incluso por el diamante, es como si estuviera recubierta por las escamas diminutas que poseería un dragón con más de cinco milenios vividos.

•Armas: -.-.-.-.-.-


Descripción psicológica


Amelie es todo lo contrario a sus hermanos y eso, sin duda alguna, resalta a más no poder.
Para ser alguien aun pequeña y con varios años por delante que seguramente la moldearán y pulirán más, Amelie ya demuestra ser alguien sumamente cordial y correcta, tratando con sumo respeto a todo aquel que se cruce con ella, sin importar la edad o precedencia.
Servicial a más no poder, es algo nato y que surge de ella inconscientemente el querer ayudar todo el tiempo, y tal es así que en ocasiones incluso llega a ser un obstáculo, una molestia. Aun así su altruismo es lo que la hace resaltar y algo que sin duda alguna saco de su madre.
Es una niña demasiado risueña y fantasiosa que por lo general suele estar en su propio mundo, en su propio ‘‘plano dimensional’’. Esto no quiere decir que sea alguien completamente ilusa y ausente; al contrario, Amelie sabe muy bien lo que pasa en la realidad, y tal vez sea por eso que prefiere hacerse la desentendida con ella.
Sumamente brillante e inteligente, Amelie tiene una capacidad de pensar y razonar muy veloz. Ama aprender, por lo que no es raro encontrarla en algún lugar – ya sea biblioteca, habitación, etc – leyendo amena y tranquilamente.



Descripción Física


Si bien es una niña de apenas diez años, la apariencia física de Amelie da otra primera impresión, haciendo que la gente se confunda y le de más años.
Para comenzar podemos decir que Amelie es una mezcla perfecta de sus padres, desarrollando los rasgos marcados y finos por parte de su padre, y el caminar elegante y grácil de su madre, como si de un felino se tratara.
De piel blanca como el marfil, da a pensar lo fría y débil que debe ser al tacto, cuando en realidad es tan caliente como la de cualquier Kolmainsus y dura como si estuviera revestida por escamas de dragón. Aun así, por más que tenga estas características, también sorprende el hecho de que sea tan suave como la mismísima seda, como si se tratara del pétalo de una flor. Cabe destacar que no hay pecas rondando su rostro, ni herida o marca de nacimiento posada en algún otro sector de su cuerpo; lo que si puede llegar a verde de vez en cuando son algunos que otros lunares esparcidos que fueron surgiendo con el correr del tiempo.
Otra herencia de su padre son sus ojos, dos orbes de un azul intenso poseedores de una mirada suave y bondadosa, llena de alegría, vida, amor y, sobre todo, inocencia. Perfilados por unas cejas pocas pobladas y protegidos por unas negras pestañas que apenas si están empezando a crecer.
Mientras que por el lado materno heredó su cabello. Largo, lacio y fino como si se tratara de un hilo para coser, a tal punto que nada lo mantendría sujeto a no ser que sea algún tipo de trenza; suave al tacto como a su vez brilloso y pulcro, demasiado abundante a decir verdad, más esto casi pasa desapercibido debido a lo fino que es. A su vez, y como es de esperarse, su pelo comienza siendo de un castaño oscuro en sus raíces, que va adquiriendo tonalidades más claras hasta llegar a las puntas.


Antecedentes Históricos



►Familiares Sus padres son Amanda Davenport Kolmainsus y Matthew Vollmond Setan. Tiene dos hermanos mellizos, Caryll y Emma, como también medios hermanos por parte de ambos padres.
►Descendencia: Es incapaz de poseer biológicamente hablando.

►Pareja: No tiene.

►Historia: Amelie es producto de la corta relación que tuvieron sus padres, Matthew Vollmond Setan y Amanda Kolmainsus, y hermana melliza de Caryll y Emma Vollmond, siendo así los primeros trillizos del su clan materno.
Aunque no lo parezca, su historia comienza mucho antes de nacer, se remonta a unos meses después de ser concebida. Para ese entonces su madre estaba embarazada de tres, casi cuatro, meses de ellos, más aun así ella no lo sabía con certeza, simplemente habían sido ideas y conjeturas suyas, nada más. Fue por eso que se presentó en la séptima guerra de Eclipse de Luna Sangrienta, llegando unos cuantos años más tarde y enfrentándose, junto con Ariadna y su mejor amiga Aída, al Overlord más poderoso y temido de todo Ashan: Misáianes.
Nada salió bien de esa batalla, las tres mujeres quedaron gravemente heridas y fue en ese mismo momento donde Amanda se dio cuenta, por el mismísimo Misáianes, que sus conjeturas eran ciertas: estaba embarazada. Aun así, su embarazo fue abruptamente interrumpido por el Overlord Uram, quien asesinó a los pequeños en pleno desarrollo y dejó a su madre en un estado crítico. No fue después de sesenta años que su madre volvió a despertar de aquel profundo y delicado coma, y pasaron unos cuantos años más hasta que Ashan se sacrificó junto con sus hijos, acabando con ello la guerra y, a su vez, otorgándoles a todos los seres vivientes de Ashan una segunda oportunidad; fue de esta manera que los tres pequeño fueron resucitados y completaron su gestación.
Después de ello y desde su nacimiento, no hay mucho que agregar. El crecimiento de Amelie fue muy tranquilo y ameno, caracterizándose siempre por los viajes que hacía junto a sus hermanos y madre a Argrios, dimensión de los Ardar donde su madre tiene una residencia en donde alguna vez fue la capital de la tribu Hodnê. Allí, y en uno de sus tantos viajes, conoció a quienes hoy día vendrían a ser sus grandes amigos: Oedon Hodnê, las mellizas Megara y Asörr Vayri, Naithiri Haki y a Dante Gespenst-Messiah.
Su niñez temprana no se vería afectada hasta después de dos momentos, los cuales sucedieron en el mismo día con una simple diferencia. Habían vuelto de Argrios, y ese día junto con sus hermanos pudo admirar el entrenamiento de los más jóvenes y recientes miembros del clan al cual su madre pertenecía, pudiendo contemplar como algunos tomaban su majestuosa forma dragónica; Lexie, a pedido incesante de su melliza Emma, les dio a cada uno su diagnóstico en cuanto a ‘‘cuando ellos desarrollarían su forma dragónica’’. Ella fue la primera en tener la respuesta, sin duda alguna el gen Iğmendra que había heredado de su madre era predominante en su ADN y era gracias a ello que tenía una posibilidad del 100% en desarrollar una forma dragónica, más cuando le llegó al turno a su melliza las noticias no fueron para nada alentadoras, para Emma todo fue negativo y fue a partir de ese instante que surgió la rivalidad, desprecio y envidia por parte de la pelirroja hacia ella.
Pero también ese mismo día Amelie tuvo otro diagnostico por parte de Alexandra, uno que se le fue dado estando en compañía de su madre. Sin duda alguna fue algo chocante para la niña e inesperado para Amanda, pero era la verdad. La Kolmainsus le revelo a ambas que la pequeña sufriría de problemas de crecimiento, problemas que le darían un severo dolor que tendría que soportar; Amelie había tomado esas palabras como si se trataran de una maldición que había recaído sobre ella: a comparación de sus hermanos o cualquier niño de Ashan, ella no crecería con normalidad, su desarrollo empezaría a ser lento y dificultoso, y comenzaría a partir de los diez años de edad.




Otros Datos


» Forma lobuna
» Se podría decir que su relación con su hermana Emma no es muy agradables, tienen varios roces últimamente.
» Tiene más afinidad con Naithiri Haki, Asörr Vayri y Dante Gespenst-Messiah debido a que los tres son muy calmados.
» Tiene problemas con su crecimiento.
» Al igual que pasa con Tharbadis y Elashan Kolmainsus, a Amelie no le afecta de la misma que al resto los años de Ashan.
» Mientras que en Elashan y Tharbadis cinco años en Ashan para sus cuerpos son tan solo un año, en el caso de Amelie cinco años de Ashan son simplemente dos.
Creado por FROZEN

avatar
Rëhira
Admin

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Edad : 21
Localización : Sacro Imperio Grifo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.