Características Propias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Características Propias

Mensaje por Grandes Clanes el Sáb Ene 10, 2015 3:01 am

Los Jëylls, como clan y raza a la vez tienen por lógica variadas características en común. Cabe destacar que en los casos donde se presentan mestizos (hijos de un Jëylls y un ser ajeno al clan) son difícilmente aceptados a menos que cumplan la mayoría de los rasgos comunes, o lleguen a un potencial avanzado y similar a ellos. Todo Jëylls muestra una increíble y hasta estúpida afición con la pureza y la perfección de las cosas, no sólo en su sangre. Por eso pueden mostrarse duros y crueles con quienes son diferentes a ellos.
Comencemos por los rasgos físicos.
Una gran contraposición se ve entre su apariencia y su carácter pues no hay muchos asesinos a sangre fría que presentes una belleza o elegancia como la tienen los Jëylls.
Son refinados y de andares felinos, un aire a orgullo y soberbia se desprende naturalmente de sus azules ojos, y eso hace inevitable verlos de manera inferior pues se asemejan a la más alta realeza. Sus ropas de época y siempre elegantes van acordes a sus modales finos y bien firmes, jamás hablarán de manera desubicada a menos que pretendan hacerlo claro. La belleza en las mujeres va a la par con la de los hombres, igualmente su potencial en batalla. Ambos géneros gozan de una perfecta variedad de habilidades innatas: su cuerpo es apto más que para la fuerza para la velocidad y resistencia. Son tan ágiles como un gato y tan resistentes como las rocas: su metabolismo es lento, por lo que no necesitan de mucho alimento para sustentarse, pues suelen tener una comida cada dos días y escasa agua en semanas. Su estatura es la de un humano promedio hablando obviamente de esta fase.
Su lado cánido es mucho más curioso, pues la única semejanza que presentan son sus ojos azul eléctrico, siguiendo el patrón en todas las formas que puedan adquirir.
Lo más interesante aquí es su pelaje. Pues en el trayecto de la cuna a la tumba sufre cambios de color. A medida que pasan los años y el ser va desarrollándose su pelaje va rotando entre dos o tres tonos, que representa su maduración en todos los aspectos de su existencia. Hay unos normales y otros extraños entre los Jëylls, ejemplo del primero son los tonos marrones y grises, mientras que los extraños son por ejemplo los rojizos o violáceos. Aunque a decir verdad nada resulta demasiado extravagante para estos seres. Todos los colores existentes son aceptados, mas no el blanco, al menos no en su totalidad. Nadie sabe el porqué exacto pero Jëylls que nace blanco, muere al instante. Rumores dicen que por malos augurios.
Siguiendo con su anatomía, son lobos gigantes de al menos dos metros aproximados, de portes finos pero imponentes, siempre delicados en apariencia y fieros en acción. El combate cuerpo a cuerpo es algo de lo que disfrutan y sacan muchísima ventaja: la velocidad lo es todo, y es mucho más útil si se sabe usarla, y quien mejor para eso que un Jëylls.
Haciendo punto y aparte, sus habilidades en común son bien conocidas también.
Los Jëylls tienen una gran inclinación por el arte del ilusionismo, telepatía y coacción, siendo sin dudas maestros en esos ámbitos. En todo el universo su nombre resuena por ello. No se trata de viles manipuladores del tiempo y espacio, sino de perfectos pensadores y estrategas que apenas usan este enorme poder para siempre obtener el éxito. La herramienta depende de quien la use y estos seres son claros exponentes de eso.
Su habilidad más preciada y prestigiosa es denominada ëtháiros, controlada no por muchos miembros (supuestamente solo la líder Kyrara y su hijo menor Sathiel la poseen) consta de manipular la realidad e ilusión a su antojo, cambiando lo que sea de una por la otra, o viceversa.
Poseen una potente inmunidad ante todo cuerpo ajeno a su ser: venenos, bacterias, virus, etc. no hay cosa existente aún que logre dañar el interior de sus cuerpos, su organismo es simplemente intocable. Su principal defensa natural es su sangre, si. Actúa como un anestésico, barrera y escudo para ellos, mientras que como un potente veneno para los cuerpos y masas externas. Su efecto es muy similar al ácido en el momento de tomar contacto con lo demás, carcomiendo tejidos, marchitando vegetación o hasta desmoronando metales y minerales. Para finalizar con las habilidades correspondientes a los Jëylls, cabe destacar la enorme capacidad para manipular energías internas como externas, siendo muy similar a un radar. Toda presencia o alma ajena estará descubierta ante sus ojos: es capaz de reconocer sus clases, intensidades, ubicaciones y poderío con el simple hecho de verla, percibirla u olerla, no hay mucho que ocultar ante este clan, por lo que es muy difícil huir de sus garras o en su defecto intentar sorprenderlos.
Todo lo dicho con anterioridad son las características más destacables, a continuación se dará un listado de datos curiosos.
-El ëtháiros despierta aleatoriamente en aquellos Jëylls que han llegado a desmantelar sus secretos.
-Los Jëylls están fuertemente unidos a un clan de felinos cambiaformas.
-Suelen usar más su forma humana que lobuna, les resulta más "civilizado".
-Además de ser instruidos en las habilidades ilusorias, lo son con la misma intensidad en armas blancas.

Grandes Clanes
Admin

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 02/08/2014
Edad : 19
Localización : Buenos Aires, Argentina

Ver perfil de usuario http://grandesclanes.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.