Alecia Crisvector

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alecia Crisvector

Mensaje por tim burton el Dom Ene 25, 2015 7:12 am



“El rumbo de mis sueños coincide con tus pesadillas.”

Nombre CompletoApodo
Alecia CrisvectorLa Hija de las Sombras

GéneroEdad
Femenino8 años

RazaPertenece a:
VampiresaClan Crisvector.




Datos generales




Maestro: Su abuelo, quien fuera miembro del consejo de Astra, y otros miembros del Clan actuales, Isis y Arabel Crisvector, le han entrenado en combate, mejora en control de poderes, y reforzado sus capacidades mentales.

Subordinados: No tiene.

Pareja: No tiene.

Descendencia: No tiene.

Puesto que ocupa: Por su corta edad, Alecia no tiene un puesto fijo dentro del Clan, pero siempre está atenta y aporta todo lo que puede a quien necesita algo.

Poderes: El poder más representativo de Alecia es el control sobre el Vapor y otro tipo de gases. Al poder controlar esto, Alecia es capaz de causar presiones de calor que bien llegan a causar la muerte instantánea o lesiones graves.
Tras el lanzamiento de un chorro de vapor de alta presión en la proximidad de un enemigo, el chorro de gas sobrecalentado puede penetrar a través de los poros de la piel, o a través de cualquier tipo de corte o una herida existente. Esto permite que las burbujas entren en el torrente sanguíneo, lo cual puede viajar a los principales órganos, como el cerebro, el corazón y los pulmones. Una embolia u obstrucción puede ser producida gracias a los gases de alta presión que han entrado en el sistema circulatorio, lo que puede causar daños permanentes o la muerte.
El vapor dirigido a los ojos, al poder atravesar los párpados, es capaz de causar ceguera. También puede causar golpes de calor y deshidratación, por tanto, ella puede causar debilidad física, mareos, e inconsciencia. Al poder acumular el vapor de tal forma que incluso en aire libre no tenga ventilación, Alecia puede crear explosiones de ondas de choque y un calor intenso que supera el de las llamas, lo que puede dar lugar a huesos rotos, traumatismo craneal y piel escocida.
Las explosiones con cierta potencia son capaces de disparar trozos de metal que actúan como una metralla, Alecia también puede introducir cantidades de vapor en el cuerpo de un enemigo para desprender miembros de su cuerpo.
Las quemaduras pueden desprender la piel, y la inhalación del vapor de Alecia puede obstruir las vías respiratorias.
Además, Alecia tiene un control ligero sobre el fuego que le permite combinar con el vapor y causar ráfagas enormes de llamas.

Extras: Además del vapor, Alecia puede controlas otro tipo de gases e incluso transportarse a través de ellos, volviéndose invisible y muy veloz.
Utiliza estos gases para confundir al enemigo y tener un ataque más preciso y sin margen de error.
Tiene un oso de felpa que parece tener vida propia a quien se le ha visto ser invocado por la niña. El oso, llamado Tibbers, llega a medir poco más de cuatro metros y toma una forma feroz. De su cuerpo emanan llamas y vapor en gran cantidad. El oso siempre defiende a Alecia sin importar qué.



Descripción física

Una de las características del físico de Alecia es su muy pálida piel. En su rostro, solo su pequeña nariz y sus mejillas tienen color, al mantenerse siempre rojizos. Alecia tiene el cabello naranja oscuro que siempre lleva suelto y cubriendo parte de su amplia frente, y unos enormes ojos verdes que esconden cientos de secretos. Es muy pequeña y delgada y siempre lleva un oso de felpa de la mano.
En su forma lobuna, que ahora no puede adoptar, Alecia solía tener un pelaje similarmente naranja pero un poco más allegado al marrón que en su forma humana. Portaba unos ojos grandes y verdes y una figura pequeña y escurridiza. (Ver Antigua Apariencia Lobuna)



Descripción psicológica

Alecia es una niña sumamente introvertida y, aparentemente, muy tierna. Al ser una pequeña, aprovecha su apariencia para poder lograr muchas cosas que una persona mayor no podría, como engañar al enemigo a simple vista o manipularlos con su “inocencia”. Sin embargo, Alecia es una niña de pensamientos muy oscuros. Desde que presenció el suicidio de abuelo y la muerte de sus padres, un trauma que no comparte con nadie, solo hay imágenes de muerte en su cabeza. Sin poder controlarlo, Alecia sólo puede pensar en la muerte ajena, por lo que siempre está fantaseando en cómo alguien podría morir en ese momento o incluso como ella misma podría morir en un accidente o algo similar. Por tanto, Alecia es una niña oscura que trata de luchar contra sus demonios internos pero que igual disfruta de pensar en ello.
Al haber estado rodeada de tantos problemas involucrados con la muerte y la tortura en su estadía en la prisión, se acostumbró, desde muy pequeña, a ver lo cruel como algo normal, y siempre habla cosas que para muchos resultan extrañas e inapropiadas para una niña de su edad.
Siempre está en compañía de Tibbers, su oso de felpa, y se siente muy cómoda con él. Siempre se le ve hablando con el oso e incluso se ha vuelto algo normal para ella.



Historia

Cuando  Alecia tenía dos años de edad, su abuelo, quien era el ser más unido a ella, le regaló un pequeño oso de felpa a quien él mismo llamó Tibbers. Alecia siempre estaba sola, así que el anciano, quien formaba parte del consejo de Astra, lugar de residencia del Clan Crisvector, le había dicho a la niña que el oso le daría compañía.
La niña se encariñó de inmediato con el oso, y lo llevaba a todas partes que ella fuera.
Poco antes de que Alecia cumpliera cuatro años, fue testigo de cómo su madre fallecía de una enfermedad desconocida. Alecia sufrió mucho la pérdida de su madre, pero siempre encontró consuelo en Tibbers. Un día después, encontró el cuerpo de su padre tirado en el suelo y con las muñecas ensangrentadas. Su padre se había suicidado, y el abuelo de Alecia se la llevó a vivir con él. Alecia se volvió callada y retraída, pero siempre compartía todo con su oso, y eso la hacía sentirse acompañada. Su abuelo siempre estaba ocupado con el consejo del Clan, y Alecia se quedaba mayormente con su abuela. Sin embargo, cuando la mujer falleció, el abuelo de la niña se vio obligado a llevarla al edificio de Astra y ella debía esperar a que su abuelo saliera para regresar a su casa. Mientras estaba ahí, esperando, solía leer libros de historia y guerra, lo que le dio un amplio conocimiento que bien se reflejaba en sus ojos curiosos y su amplia frente.
Durante la masacre de los EIEN, Alecia y su abuelo se encontraban en el edificio. El hombre llevó a su nieta a un pequeño baúl donde ella cabía perfectamente. Él se quedó cerca de ella, inmóvil.
Pasaron horas cuando, por fin, el baúl se abrió y Alecia se encontró con un destello de luz que cubría la figura de una persona. El hombre la tomó entre sus brazos y ambos escaparon de ahí.
Se fueron a un espeso bosque, donde Alecia era cuidada por su abuelo. Sin embargó, el hombre pronto enfermó. Alecia no lo sabía, pero él tenía presente lo que estaba por ocurrirle y prefirió ahorrarse el dolor.
Alecia, mientras buscaba a su abuelo, se topó con una figura que colgaba por el cuello de un árbol que cubría un atardecer. El corazón de Alecia se partió.
A sus casi seis años, Alecia se encontraba sola, pero siempre sintió en Tibbers un aura viva. Con su sufrimiento y ganas de escuchar respuesta del oso, el poder de Alecia le dio vida y lo convirtió en un enorme oso que iluminaba su rostro con las llamas que salían de su cuerpo, o eso es lo que ella creía. Alecia podía controlar al oso, y decidir si era pequeño y silencioso, o una bestia protectora y causante de destrucción. En realidad, Tibbers tenía el poder y alma de un demonio del infierno que había seguido a Alecia mientras ella era pequeña. Ambos se hicieron muy unidos y no sintieron soledad nunca más.
Sin embargo, mientras ella dormía a la sombra de un árbol, unos hombres la raptaron. Ella no tuvo oportunidad de defenderse, y fue llevada a una prisión donde se encontró con otros miembros de su Clan.
Durante su estadía en prisión, Alecia fue objeto de experimentos para poder usurpar de su Clan el poderosísimo Ojo Blanco. En un intento vano y que suena incluso ridículo, los guardias de la prisión la convirtieron en una vampiresa pura, quitándole todo rastro de licantropía y anulando su habilidad de convertirse en loba.
Unos años después, Alecia conoció a dos miembros más que llegaban por cuenta propia con el fin de liberarlos. Alecia fue el primer elemento de distracción, gracias a su control sobre la neblina, y la gran mayoría logró escapar. Sin embargo, ella fue una de las dos retenidas en el castillo por Khart, antiguo líder del Clan. Fue separada de su oso, pero pronto los tres fueron rescatados y Alecia pudo reunirse con Tibbers.
Desde entonces ha vivido con su Clan renovado y ha sido entrenada por dos de las miembros, Isis y Arabel. Igualmente, ha dado todo de sí misma por cumplir con el sueño de sus compañeros del Clan y restaurar el nombre glorioso de los Crisvector.  


Extras

~Una de las razones de su carácter frío y serio es el haber sido testigo de la muerte de cuatro de sus seres más allegados, que eran sus padres y abuelos.
~Aprendió mucho en las reuniones del consejo de Astra.
~En su fase de muñeco de felpa, Tibbers no puede hacer sonidos, pero sí escuchar, mientras que en su fase demoniaca puede rugir y pronunciar pocas palabras que no logran ser captadas más que por Alecia.
~Es la más joven de los actuales sobrevivientes del Clan Crisvector.
~Aún lleva a todos lados a su oso Tibbers.
~Puede invocar su espíritu cuando lo desea, y el demonio que la acompaña a donde vaya siente cariño por la niña, por lo que siempre la defiende sin importar lo que pase.
~Aunque ella no lo recuerda, y ya que ni siquiera su abuelo se lo hizo saber, tuvo un hermano mayor que murió en combate cuando tenía 17 años y ella tenía uno.
~A pesar de haber estado acostumbrada a su sangre de Licántropo, siempre ha preferido ser Vampiresa.
~Alecia y Cliff comparten algunas similitudes:
  -Ambos tienen el cabello rojo y ojos verdes.
  -Son los miembros más jóvenes del clan al tener ocho y trece años.
  -Ambos nacieron con sangre de licántropo, pero fueron transformados en vampiros.
  -Los dos jóvenes prefieren esta nueva sangre que corre por sus venas.
  -Son los únicos dos miembros sobrevivientes del clan que no tienen ya rastro de sangre de Licántropo y por tanto los únicos que no pueden adoptar forma Lobuna.
 -Ambos están siempre acompañados por poderosísimos demonios que invocan a voluntad.
© Ramona de Rachelia.org & Source Code


tim burton

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.