Syndra Crisvector

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Syndra Crisvector

Mensaje por tim burton el Sáb Ene 24, 2015 9:51 pm



“Yo soy La virtud de la vida y de su fin. Soy los ritos ocultos… soy tu sombría ambición.”

Nombre CompletoApodo
Syndra CrisvectorÓnix

GéneroEdad al desaparecer
FemeninoDesconocida

RazaPerteneció a:
HechiceraClan Crisvector.




Otros Datos




Últimos datos: Syndra apoyaba su esposo, Khart, en el gobierno de los Crisvector en Astra. La última vez que se le vio fue durante la masacre de los Crisvector y, aunque muchos creen que lo más probable es que ella haya muerto durante aquel evento devastador, se desconoce cuál es su paradero y situación reales y concretos, por lo que sólo que le puede considerar “desaparecida”.

Puesto antes de desaparecer: Segunda al mando, esposa del líder de los Crisvector.

Resumen Biográfico: Syndra nació en un reino llamado Holl Quare, donde los hechiceros abundaban. Fue hija de un comandante metamorfo y una bruja llamada Gaia, que formaba parte de La Hermandad de Jinetes, una legión de brujos ligada directamente a lo demoniaco. Gaia era una de las brujas más poderosas del universo, y pasó ese conocimiento de ritos y embrujos a su hija Syndra. Ella sabía que su madre formaba parte de la Hermandad y también sabía que muchas personas intentaban asesinarla. Pero Syndra tenía un carácter muy consciente y frío,  que la mantenía siempre preparada para cualquier cosa.
Su hermano mayor, Malzahar, quien era quince años mayor que ella, había contraído matrimonio un año después de la muerte de su padre, el comandante Kazdio. Syndra no era muy apegada a Malzahar, y jamás tuvo una buena relación con su esposa ni con el único hijo de ambos, Grey, quien era apenas cinco años menor que Syndra. Por tanto no le dolió la pérdida de Malzahar, quien murió poco después del nacimiento de su hijo.
De inmediato, Gaia se mudó junto a su nuera y nieto a Astra, lugar del Clan Crisvector. Syndra tenía apenas cinco años y le disgustaba la idea de tener que ir a aquel desconocido lugar. Sin embargo, a pesar de no tener sangre Crisvector, Gaia se unió al Clan junto a lo que quedaba de su familia.
A sus quince años, lo único que Syndra quería era poder estar sola, pero, para su mal, era sumamente poderosa, y había sobrepasado el nivel tan superior de su madre. Esto llamaba la atención de otros miembros del Clan, además de su belleza tan fina, y tuvo muchos pretendientes a su corta edad. Por más que quería, no podía estar sola.
Pronto se enteró de que su madre se había unido al Clan porque en él se encontraban otros dos miembros de la Hermandad que eran pareja. Ambos fueron asesinados poco después de la llegada de Syndra al lugar, y unos meses después siguió Gaia, quien fue asesinada en un bosque cercano por los cazadores de Jinetes, como se hacían llamar.
Así, Syndra se quedó con su cuñada y su sobrino, quienes la sacaban de quicio. Sin embargo, dos años después, cuando cumplió diecisiete, se topó con alguien que le haría olvidar su deseo de estar sola.
Conoció a Khart Crisvector, hijo de los asesinados miembros de la Hermandad a la que también perteneció su madre, y se enamoró de él de inmediato. Khart y Syndra fueron pareja por tres años, y entonces decidieron casarse.
Vivieron juntos por siglos, compartiendo todo lo que les atañía. Después de tanto tiempo, tuvieron a su primer hijo, Alexander, un chico muy alegre y extrovertido que les trajo alegría.
Khart y Syndra se habían convertido, sin lugar a dudas, en los seres más poderosos del Clan. Khart era un hombre sumamente inteligente y de un poder sin igual, mientras Syndra tenía una audacia e intelecto que no podían compararse e igualmente se había convertido en una de las hechiceras más poderosas del universo entero. Los miembros del Consejo de Astra decidieron que ambos debían ser los líderes de los Crisvector después de morir el cabeza anterior. Ambos aceptaron con gusto y llevaron un reinado de paz y gloria que les dio a los Crisvector victoria tras victoria en sus cometidos.
Dos años después del nacimiento de Alexander, Syndra dio a luz a Isis, una preciosa niña que siempre logró llamar la atención de las personas. Once años después, nació Cliff, su tercer y último hijo.
Pocos días después, Syndra y su esposo se enteraron de la integración de su hija, Isis, en las líneas de los EIEN, una reconocida y muy poderosa Organización de Asesinos Élite. Aunque muchos en Astra esperaban que tanto Khart como Syndra hicieran algo contra su propia hija, la realidad era que ambos se encontraban muy conformes, orgullosos a decir verdad, con su hija, pues sabían perfectamente que EIEN sólo tomaba a lo mejor del universo.
Syndra amaba a su familia, pero no podía dedicarles suficiente tiempo a sus hijos, pues estaba siempre ocupada en temas del reino que no le permitían un respiro. En muchas ocasiones, Syndra, por su propia mano, llegó a deshacerse de reinos enteros con tal de ahorrarse tiempo, pero aun así nunca tuvo la oportunidad de criar a sus hijos como quería, Por lo que dejaba siempre  Alexander a cargo de Cliff y no tuvo una gran relación con ellos.
La Daga del Ayer, una legión de brujos poderosos que intentaban imitar a la extinta Hermandad de Jinetes, atacó a los Crisvector en un fallido intento de robar el Ojo Blanco. Sin embargo, lograron enredar a su líder, Khart, en una maldición que lo hizo envejecer y debilitarse. Syndra lo amaba demasiado, y no soportaba verlo sufrir, por lo que uso sus poderes para mantenerlo vivo, pero nada lograba darle la juventud que tenía.
Syndra ideó un plan para mantenerlo con vida y además regresarle sus fuerzas y juventud. Convocó al Consejo de Astra y les hizo saber lo que pensaba.
Syndra quería someter a su Clan a una maldición tan poderosa que les haría dejar de envejecer a partir de cierta edad límite, cada uno una edad diferente, por lo que nunca se verían obligados a envejecer y podrían ser fuertes por siempre. Eso regresaría a la sangre de su esposo la juventud, pero no los logró convencer.
Agobiada e histérica, Syndra atacó al Consejo por su dura y fría negativa, asesinando a algunos de ellos. No tenía tiempo de remordimiento ni disculpas, y aunque no era su intención real, tuvo que seguir adelante con el plan.
Reunió a todo Crisvector para anunciar que serían sometidos a un conjuro que les impediría envejecer a partir de cierta edad, dependiendo de cada uno. No muchos estaban de acuerdo, pero nadie le podía decir que no, pues Syndra había comunicado que el Consejo estaba de acuerdo con la idea.  
Tomó la mano de su esposo, y vio como toda su gente era maldecida por su propia mano, mientras el color y la juventud regresaban al rostro de su amado.
Syndra estaba feliz, pero muy pocos en Astra compartían la dicha. Dicha que no duró mucho tiempo.
Poco después, EIEN atacó el Clan e inició la masacre de los Crisvector. Syndra intentó defender a su esposo, pero notó que éste no se defendía ni intentaba proteger a su pueblo, por lo que Syndra salió del castillo y corrió a rescatar a sus hijos.
Esa fue la última vez que se le vio. Jamás se volvió a escuchar de ella. Sin embargo, su cuerpo jamás fue encontrado, e Isis, miembro EIEN y una de los que participaron en la masacre, les hizo saber a sus hermanos que nadie en la Organización de Asesinos Élite reportó haber asesinado a la famosa Ónix, su madre.
Debido a los pocos conocimientos del paradero de Syndra, sus hijos no pudieron más que considerarla una miembro desaparecida del Clan.

(Ver apariencia Lobuna)

© Ramona de Rachelia.org & Source Code

avatar
tim burton

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.